Calderas, termos y calentadores

Servicio Técnico de Calderas, termos y calentadores

Ofrecemos asistencia técnica de reparaciones para casi todas las marcas y fabricantes de Calderas, termos y calentadores.

Servicio técnico para la reparación, instalación y mantenimiento de Calderas, termos y calentadores de cualquier sistema.

¿Quiere un presupuesto para la reparación de su calentador de agua, caldera, termo o sistema de calefacción?
¿Busca un servicio técnico con garantía para la instalación o mantenimiento de la caldera de su casa?

Si desea solicitar asistencia, puede llamar al teléfono de contacto o rellenar el formulario.
Casi todas las reparaciones de este tipo de aparatos se realizan a domicilio aunque ciertas reparaciones de averías electrónicas pueden requerir la manipulación de las placas de circuito integrado en talleres, dado que hay que usar herramientas de precisión para soldadura o mediciones. Estos son casos raros y aislados.

Lláme Ahora al 902 003 941
Presupuestos sin compromiso
Servicio Profesional

Problemas y averías en Calderas, termos y calentadores más frecuentes. Asistencia para:

  • Contadores de agua
  • Válvulas reductoras de presión
  • Cambio de chiclé
  • Bombas de agua
  • Duchas termostáticas
  • Purgado de radiadores
  • Cambio de zapatas
  • Hidrocompactos
  • Pérdidas de calor
  • Botes sifónicos
  • Arquetas
  • Circuito de recirculación
  • Fugas llave paso
  • Ascendentes defectuosas
  • Cambio de bajantes
  • Goteras
  • Canalones
  • Manchas por fugas
  • Humedades
  • Juntas defectuosas
  • Pozos y fosas sépticas

Ejemplos de averías en circuitos de calefacción o climatización. Tratamiento en situaciones de cualquier índole como:

El calentador se enciende y se apaga.
La caldera se apaga.
No se encienden los calentadores.
Pierde agua.
Fugas de gas.
Bloqueos de los aparatos.
Cortocircuitos.
Limpieza de conductos.
Problemas de encendido.
Ventilación defectuosa.
Purgado de circuitos.
Fallos en bombas.
Averías de temporizadores y termostatos.
Mensajes de error y alarmas.
Caudales inadecuados.
Quemadores y piezoeléctricos defectuosos.
Instalación de calderas termos y calentadores.
Hay calcificación de circuitos y tuberías.
Problemas con los desagües.
El calentador no enciende.
Agua caliente sin presión.
Grifo roto que gotea.
Cisterna gotea y no para.
Mala ventilación en la bajante.
Ruido en las tuberías.
Mal olor de las tuberías.
Atasco en el desagüe.
Fuga de agua termos.
No sale agua caliente.
Lavabo traga poco y mal.
El calentador produce explosiones.

El servicio ofrecido comporta la gestión, tramitación, supervisión y seguimiento de los avisos de instalación, mantenimiento o reparación de cada solicitud que el cliente pueda requerir. Avisos referidos a:

– Instalación y reparación de sistemas de calefacción, calefacción central, radiadores, calefacción por aire o calefacción radiante.
– Instalaciones y reparación de calderas;
– Instalación y reparación de calentadores de agua;
– Instalación y reparación de termos eléctricos y acumuladores;
– y de sistemas de climatización y de ventilación.
– Trabajos de fontanero urgente, para instalaciones donde la fontanería sea requerida como en la instalación de radiadores, o donde sea necesaria una intervención de urgencia como en desatascos, localización de fugas, desagües, goteras, etc. Se tratan averías en locales, oficinas, comunidades o domicilios, tanto para urgencias como para siniestros.
– Reformas de baños, tanto de fontanería como de albañilería. Servicios de albañilería para descubrir o cubrir.
– Así mismo, el mantenimiento y la reparación de cada uno de los asuntos tratados en estos puntos, como la limpieza de tuberías por calcificaciones o de circuitos.

Estos servicios están relacionados con cualquier actividad concerniente a la fontanería, calefacción, climatización y calderas, siempre en correspondencia directa con fontaneros profesionales a nivel nacional.

Usted sólo tiene que contactar con nosotros o puede solicitar asistencia técnica rellenar el formulario de contacto. le asignará un fontanero o instalador en su localidad y éste se pondrá en contacto con Vd. Telefónicamente, informándole personalmente de la mejor solución para su necesidad y de los costes que pueda conllevar todo esto y de manera gratuita.

Muchos años en el sector garantizan el mejor servicio profesional por contar con profesionales altamente cualificados, y los precios más asequibles y económicos del sector están asegurados. Esta garantía viene avalada, además, por la cuidada selección de los fontaneros, calefactores e instaladores en el mercado laboral y por el volumen de servicios que se les suministra, lo que consolida una estrecha relación entre ellos, la gestora y el cliente, permitiendo mantener esta cooperación durante muchos años.

En líneas generales, se comprende que nuestros fontaneros, calefactores e instaladores atenderán cuidadosamente cualquier aviso que se pueda presentar, y certificarán la seguridad que les ofrece nuestra Empresa.

CONFIE, CONTACTE y deje el resto en manos de profesionales: NUESTRAS MANOS.

Solicite presupuesto sin compromiso.

La caldera es un componente esencial en los sistemas de calefacción, tanto comunitarios como domésticos. Este aparato es el responsable de suministrar de agua caliente a todo el circuito de calefacción de una casa, a toda la instalación cerrada de la que se compone un sistema de calefacción.

Fundamentalmente, una caldera se compone de un hogar donde se produce la combustión del material inflamable (leña, carbón, gasóleo, gas natural); de un intercambiador de calor, donde se encuentra el agua que hay que calentar, y de un sistema de evacuación de los gases resultantes de la combustión.

El servicio de agua caliente puede darse a diferentes temperaturas: las calderas domésticas no pasan de 90ºC; las calderas sistemas de calefacción central en comunidades pueden llegar hasta los 140ºC para abastecer a muchas viviendas; las calderas de vapor aporta el calor mediante vapor, como su propio nombre indica, siendo peligrosas por la temperatura que alcanzan; y las calderas por condensación, proporcionan agua a 70ºC con unos rendimientos muy altos.

Se podría hacer dos subdivisiones:

– según el combustible usado: para combustible sólido y para fluidos combustibles.
– según el modo de combustión: de hogar en sobre-presión (con quemador para fluidos combustibles) y de hogar en depresión (combustión de sólidos y calderas atmosféricas de gas).

Si la caldera es de fluidos combustibles, se inflama en el quemador el fluido en cuestión con aire (si es de gasóleo, éste se pulveriza para conseguir la mezcla) y se inyecta en el hogar donde se quema la mezcla. Las calderas con quemador atmosférico inyectan el gas y el aire a altas presiones y se prende en unos quemadores divididos en muchas llamitas. Son las conocidas calderas o calentadores murales.

La potencia de la caldera se regula por paradas y arranques del quemador o por medio del ajuste del tamaño de la llama. El exceso de volumen que se produce al expandirse un fluido por calentamiento en un sistema de calefacción, es absorbido por los llamados depósitos o vasos de expansión, y asegura que el circuito se llene completamente. Es un sistema de seguridad que asimila el aumento de volumen del fluido (de un 4% entre 10 y 90ºC).

Otros componentes de las calderas son:

– el manómetro, que indica la presión del fluido en el circuito.
– el termómetro, que indica la temperatura del fluido.
– la válvula de seguridad, que evita que el circuito reviente por exceso de presión, liberándola cuando sea necesario.
otros componentes grosso modo: tubos de nivel, grifos de prueba, analizadores de gases, accesorios de seguridad de palanca y contrapeso o de peso directo o de resorte, tapón fusible, sistemas de alarma, bomba de alimentación de agua e inyector de agua, registros o tapas de limpieza y válvulas de purga.

Ejemplos de averías en Calderas para los que ofrecemos asistencia técnica de reparaciones:

La caldera se enciende y se apaga.
Pierde agua.
Fugas de gas.
Bloqueos de los calderas.
Limpieza de conductos.
Problemas de encendido.
Ventilación defectuosa.
Purgado de circuitos.
Fallos en bombas.
Averías de temporizadores y termostatos.
Mensajes de error y alarmas.
Caudales inadecuados.
Quemadores y piezoeléctricos defectuosos.
Hay calcificación de circuitos y tuberías.
Problemas con los desagües.
Agua caliente sin presión.
Fuga de agua en la caldera.
No sale agua caliente.
La caldera produce explosiones.
En Servicio técnico oficial le proporcionamos la mejor Asistencia Técnica en todo tipo de averías electrónicas y mecánicas que puede encontrar.

Un calentador es un dispositivo termodinámico que produce calor para calentar agua. Generalmente se usan para abastecer de agua caliente (agua caliente sanitaria) para fregar, la ducha, la cocina o para la calefacción, en el ámbito doméstico.

Estos aparatos generalmente funcionan quemando un gas (gas natural, propano, butano), carbón o con electricidad. Actualmente, algunos calentadores están combinados con depósitos de acumulación de agua calentada por energía solar (entre 30 y 40ºC), lo que hace que el calentador parta desde esa temperatura suponiendo un ahorro sustancioso en el material combustible.

La temperatura que se desea alcanzar, el combustible disponible y su costo, el coste del mantenimiento, el espacio físico del que se dispone, el caudal requerido, el precio del aparato o el clima local son algunos de los factores a tener en cuenta en la selección del tipo de calentador.

Tipos de calentadores de agua:

El calentador de paso es el más común. Es un pequeño dispositivo mural usado para generar agua caliente sanitaria para la cocina y el baño, pero no para la calefacción de la casa, ya que el combustible sólo arde cuando se solicita al abrir un grifo. Funcionan mediante quemadores lineales, que son prendidos por una llama individual o piloto, y arden bajo unos paneles metálicos, dispuestos paralelamente, por donde pasa el serpentín que conduce el agua. Estos paneles concentran el calor en el serpentín aprovechando al máximo la combustión del fluido y hacen desembocar los gases producidos (CO2) y el calor excedente a una pequeña campana para su eliminación. Para ello es precisa una pequeña obra de albañilería para expulsarlo al exterior.

– Los modelos de calentadores más potentes, para su uso en cocina y baños y en sistemas de calefacción a la vez, son las calderas murales. Suponen una instalación muy distinta a la de los calentadores murales tradicionales ya que necesita un circuito cerrado por donde circular el agua una y otra vez, además de poder abastecer de agua caliente nada más solicitársele.

– Los calentadores eléctricos son los conocidos termos eléctricos. Son tanques de acumulación de agua que es calentada mediante resistencias eléctricas y que se almacena para su demanda posterior.

– Otros tipos de calentadores menos comunes son: las duchas o calentadores de punto, que son pequeñas unidades eléctricas instaladas en el mismo lugar de demanda de agua caliente y son muy económicas por su reducido consumo eléctrico. Se usan para lavabos de restaurantes o en duchas en viviendas de países templados.

Ejemplos de averías en circuitos de calefacción o climatización para los que ofrecemos asistencia técnica de reparaciones.
El calentador se enciende y se apaga.
No se encienden los calentadores.
Pierde agua.
Fugas de gas.
Bloqueos de los aparatos.
Limpieza de conductos.
Problemas de encendido.
Purgado de circuitos.
Fallos en bombas.
Averías de temporizadores y termostatos.
Mensajes de error y alarmas.
Caudales inadecuados.
Quemadores y piezoeléctricos defectuosos.
Hay calcificación de circuitos y tuberías.
Problemas con los desagües.
El calentador no enciende.
Agua caliente sin presión.
Fuga de agua en el calentador.
No sale agua caliente.
El calentador produce explosiones.
En Servicio-técnico-oficial le proporcionamos la mejor Asistencia Técnica en todo tipo de averías electrónicas y mecánicas que puede encontrar.

Este tipo de calentador es el más económico en su explotación. Consta de un tanque, con una capacidad entre 15 y 1000 litros, donde se acumula el agua para mantenerla caliente a la temperatura seleccionada en su termostato. Los más comunes son los eléctricos, aunque también los hay que funcionan con gas natural, propano, butano, carbón o energía solar. La capacidad de cada termo determina las necesidades de agua caliente de cada cual y el espacio disponible.

Es importante, al escoger un modelo u otro, tener presente el tipo y la calidad del aislamiento térmico que lleve integrado. Un modelo económico puede generar más gastos en electricidad o en gas, ya que un aislamiento deficiente permite que se disipe el calor del agua más rápido, lo que obliga al calentador a trabajar más para recuperar la temperatura.

Una de las ventajas de calentadores es que pueden suministrar agua caliente a una temperatura constante en la cantidad de litros que entren en el depósito. Permite abrir varios grifos a la vez sin verse afectada la temperatura del agua ya que el caudal es el mismo para todas las acometidas. Además, tienen ventajas en ahorro de espacio y de energía, aunque sólo son prácticos en zonas de clima templado o caliente por su baja capacidad de rendimiento con grandes flujos de agua, o si la temperatura inicial del agua es muy baja. Así que si se elige mal el tamaño, debe pasar un tiempo definido hasta que se calienta otra vez la nueva agua acumulada.

Ejemplos de averías en Termos Eléctricos para los que ofrecemos asistencia técnica de reparaciones:

El termo se enciende y se apaga.
No se enciende el termo.
Pierde agua.
Limpieza de conductos.
Problemas de encendido.
Averías de temporizadores y termostatos.
Caudales inadecuados.
Hay calcificación de circuitos y tuberías.
Problemas con los desagües.
Agua caliente sin presión.
Fuga de agua del termo.
No sale agua caliente.
En Servicio-técnico-oficial le proporcionamos la mejor Asistencia Técnica en todo tipo de averías electrónicas y mecánicas que puede encontrar.