Frigoríficos | Neveras

Servicio Técnico de Frigoríficos y Neveras

Ofrecemos asistencia técnica de reparaciones para casi todas las marcas y fabricantes de Frigoríficos y Neveras.

Servicio técnico para la reparación, instalación y mantenimiento de Frigoríficos y Neveras de cualquier sistema. Si quiere presupuesto para la reparación de su frigorífico o congelador o si duda en si merece la pena reparar su nevera o comprar una nueva, no dude en solicitar asistencia al servicio técnico. Se le asesorará convenientemente sobre la mejor opción en cada caso concreto.

Tenga en cuenta lo siguiente:

Si se decide a solicitar asistencia rellenando el formulario (método recomendado),le ofrecemos dos opciones: Rellenar únicamente los datos esenciales (nombre y teléfono)., o proporcionar la información adicional que se le solicita a fin de obtener una evaluación más completa del problema con su electrodoméstico. En cualquier caso un técnico se pondrá en contacto con usted para asesorarle o concertar una visita.

Sepa que la práctica totalidad de las reparaciones de las neveras y todo tipo de frigoríficos y congeladores se realizan a domicilio. Sin embargo, para la reparación de averías electrónicas complejas puede necesitarse la manipulación de las placas de circuitos impresos en el taller. Esto es debido a la necesidad de disponer de precisos equipos de soldadura o de medición.

El servicio de asistencia técnica de frigoríficos incluye el desplazamiento al domicilio, la evaluación de la avería, el presupuesto y la reparación del electrodoméstico. Se utiliza el material más adecuado y los repuestos originales de la marca.

Lláme Ahora al 902 003 941
Presupuestos sin compromiso
Servicio Profesional

Reparaciones de calidad y garantía de todo tipo de averías en Frigoríficos y Neveras más frecuentes:

  • Reparación de Neveras.
  • Reparación de frigoríficos combi, americanos,
  • Reparación congeladores, arcones, etc.
  • Averías más comunes de frigoríficos y neveras:
    • No enfrían suficientemente,
    • Hace escarcha,
    • Fugas de agua…

Soluciones a averías Frecuentes de toda índole, como:

La nevera o el congelador no enfrían suficientemente.
El motor funciona pero no enfría.
Enfría poco.
Enfría mucho por ciertas zonas y por otras no.
Hace escarcha.
Fugas de agua.
Condensación excesiva.
Refrigerados excesivos o irregulares.
Cierres defectuosos.
Problemas en puertas. La goma está desgastada, no cierra bien, etc.
Ventiladores averiados.
Ruido en el compresor.
Perforación del circuito.
Perdidas de gas.
Termostatos mecánicos o digitales.
Funcionamiento ruidoso, vibraciones o ruidos extraños.
Mensajes de error y alarmas.
Cortocircuitos, olor a quemado.
Obstrucciones en conductos o circuitos.

El frigorífico o nevera (llamado también refrigerador o heladera) es uno de los electrodomésticos más comunes e imprescindibles en cualquier parte del mundo. Fue inventado en 1874 por el ingeniero francés Charles Tellier.  Aunque se centró propiamente en su aplicación industrial para la fabricación de hielo, poco después se destinó a la conservación de alimentos sin necesidad de tratarlos químicamente mediante salazones, adobos, encurtidos o ahumados. Mediante el uso de éter metálico y la trimetilamina, en 1874 consiguió fabricar el primer frigorífico, y acondicionó un buque, el “Frigorifhique”, para transportar carne refrigerada desde El Havre a Buenos Aires, siendo éste el primer viaje refrigerado de larga distancia que duró 105 días. Aquí empezó un intenso tráfico de carne entre Europa y América. Aún así, al no poseer espíritu comercial no obtuvo beneficios de su invento y murió en París casi en la miseria.

Las neveras constan de un compartimento, de refrigeración o de congelación, o disponer de los dos. Éstos últimos fueron introducidos en 1939 por General Electric.

La clasificación europea para los frigoríficos se marca por estrellas y es la siguiente:

**** –30 °C (ultracongelación)
***   –20 °C (congelación)
**       0 °C (refrigeración)
*         4 °C (conservación)

El volumen de capacidad de una nevera se mide en litros. Actualmente, los más modernos llevan incorporados: una pantalla de cristal líquido donde se indica la temperatura a la que debería conservarse un determinado artículo, y la fecha de caducidad de los productos almacenados; aviso de apagón y de puerta abierta; dispensador de hielo y de agua fría en la puerta; sistema antiescarcha No-Frost; tratamiento del interior antibacterias; compartimento vinoteca; sistemas FrostFree y VitaFresh; sistema de frío de absorción que evita cualquier tipo de ruido al no usar el compresor; y sistema de conservación al vacío integrado que extrae todo el aire de su interior. Además la mayoría ha sustituido el dañino gas freón por el gas refrigerante HFC-134a 1,2,2,2-tetrafluoretano, que no daña al ozono.

Según su tamaño y capacidad o temperatura conseguida, las neveras pueden clasificarse en:

Frigoríficos Americanos.
Frigoríficos Combinados o Combis.
Frigoríficos de una o de dos puertas.
Frigoríficos de integración.
Congeladores.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE CADA UNO:

Más información y características de los frigoríficos americanos.

Este típico modelo de nevera de gran capacidad y generosa compartimentación interna para separar tipos de alimentos, ha sido adecuado a las dimensiones normativas de la comunidad europea de 60 cm. de profundidad y 90 cm. de anchura, generalmente. Una de las características es su gran capacidad como frigorífico combi, con el refrigerador separado del congelador, siendo más grande el refrigerador.

Las puertas poseen multitud de estantes y compartimentos. Este tipo de neveras usa sistemas de frío dinámico por ventilador repartiéndose homogéneamente por el interior. El interior está dividido en zonas con temperatura regulable independientemente, con la zona de verduras con una proporción de humedad distinta a la del resto.

También son famosos porque algunos modelos llevan integrados en su exterior expendedores de agua fría y de hielo como accesorios, cuyo depósito se puede llenar directamente o pueden ser conectados directamente a una toma de agua. En este último caso, la instalación debe realizarla un técnico especializado ya que podría ser necesaria una pequeña obra de fontanería, además de la colocación de filtros especiales para que el agua sea lo más pura posible. Además, para su correcta instalación hay que tener en cuenta que no deben estar cerca de ninguna pared, ya que las puertas se deben abrir completamente para poder extraer los cajones interiores.

Más información y características de los frigoríficos combi.

Los Combis son los equipos más eficientes y con las características más avanzadas para cualquier necesidad, pues aportan una gran cantidad de prestaciones y novedosas particularidades. Llevan integrados sistemas antiescarcha, más conocidos como No-Frost, que reparten el aire por su interior de forma equilibrada y evita tener que descongelar la nevera tan a menudo. Suelen tener incorporado un dispositivo de control electrónico digital, que mediante un display LCD que informa sobre la caducidad de ciertos alimentos, regula la temperatura de cada compartimento (por medio de la técnica Fuzzy logic) llevando el control de cada apertura de la puerta y midiendo, en consecuencia, la temperatura perdida en el proceso. Su distribución interior es más funcional, con acabados de las superficies de las paredes con tratamiento antibacterias, estantes de vidrio templado altamente resistentes y de fácil limpieza, cajones transparentes con guías, accesorios para botellas o secciones para vinos.

Para competir con los frigoríficos americanos, los fabricantes de los modelos combi han aumentado los tamaños de sus neveras para entrar con fuerza en el mercado y poder competir ante familias con necesidades mayores. Hay frigoríficos Combis en el mercado de hasta 2 metros de altura, 60 cm. de profundidad y 80 cm de anchura. No llegan a tener las dimensiones de un frigorífico americano pero se acercan bastante a su capacidad. El cierre de la puerta cuenta con sistema de auto cierre y alto grado de hermeticidad. Al haber importantes avances técnicos en los aislamientos de estas neveras, los compresores son más pequeños y eficientes, logrando el mayor aprovechamiento de sus prestaciones. Además existen gamas especiales para zonas climáticas distintas: tropicales, climas templados o fríos. Para cada zona climática existe un modelo que dispone de unas condiciones de trabajo más robustas para cambios contrastados de temperatura exterior y se adaptan automáticamente para evitar que se dañen los alimentos del interior. Por ello muchos de ellos llevan dos unidades de compresión, una para el refrigerador y otra para el congelador.

Por último, destacar las funciones de superfrío y de supercongelación. Están pensadas para recuperar rápidamente el frío que se pierde mientras se mantiene la puerta abierta durante la carga del frigorífico con la compra nueva. Se activa este sistema al cerrarse la puerta y recupera la temperatura ideal en el menor tiempo posible. Una vez conseguida ésta vuelve a su modo de trabajo habitual.

Más información y características de los frigoríficos de una y de dos puertas.

Recogen comúnmente las mismas prestaciones que los de tipo combinado. En el aspecto técnico incorporan a la gama media todos adelantos en sistemas de frío, controles electrónicos digitales, sistema No-Frost. Las temperaturas de congelación pueden variar entre -18ºC y -38ºC en funciones de superfrío y se pueden conseguir con velocidades de enfriamiento muy altas.

Tienen modelos de clase climática que soportan temperaturas exteriores máximas entre 38ºC y 43ºC. Sus dimensiones se pueden considerar parecidas a los frigoríficos combinados pero con el compartimento del congelador más pequeño, no siendo común la presencia de dos compresores de frío. Sus anchos van desde 80 cm, 70 cm, 60 cm (el estándar ) y algunas versiones estrechas son 50 y 55 cm. Cuando los frigoríficos americanos no se habían adaptados a las condiciones europeas, los frigoríficos de dos puertas constituían la mejor opción para familias con gran demanda.

Más información y características de los frigoríficos de integración.

La integración de estos frigoríficos se realiza dentro del mueble de modo que se camufle y adapte a la estética de la cocina. En su instalación se deber tener en cuenta la ventilación del compresor, que obtiene la toma de aire frío por la parte delantera junto al suelo y la extracción del caliente por la superior trasera, dejando como margen un mínimo 200 cm2. El fondo de plástico resistente y la apertura trasera superior hacen disponer de una nevera integrada con gran seguridad en la cocina y total­mente integrada. Este tipo de soluciones admiten diseños muy estéticos, aunque en la actualidad los acabados de las neveras independientes son muy parecidos por precios semejantes.

También ofrecen modelos de clase climática subtropical a 38ºC de temperatura externa sin que se vea afectado su rendimiento interno. El color blanco estándar ha sido sustituido por un acabado inoxidable o titanio como variante estética válida para cualquier cocina sin chocar con los acabados del mobiliario. Los mandos digitales ofrecen dos soluciones de integración: una con los mandos directamente en la puerta, y la otra con los mandos en el frontal del cuerpo de la nevera con el display visible desde fuera. Además es posible cambiar el sentido de apertura de la puerta, pero hay que tener en cuenta que también habría que cambiar los mandos y debería hacerlo un servicio técnico profesional.