Servicio Técnico de Campanas

Ofrecemos asistencia técnica de reparaciones para casi todas las marcas y fabricantes de Campanas, aparatos de evacuación de humos. Reparación de campanas extractoras, chimeneas, extractores de humos, etc..

Casi la totalidad de las reparaciones de las campanas extractoras de humos son a domicilio. No obstante, para la reparación de algunas averías electrónicas especialmente delicadas puede necesitarse la manipulación en los locales de la empresa ya que se requiere emplear precisos aparatos de medición o soldaduras de precisión.

El servicio de asistencia técnica de campanas extractoras incluye el desplazamiento al domicilio, la evaluación y valoración de la avería y la reparación in situ del electrodoméstico a tratar. En todo caso, los materiales, recambios y repuestos son los originales de cada marca.

¿Quiere presupuesto para la reparación de su campana, chimenea o extractor de humos?

¿Duda de si conviene reparar su campana o extractor de humos o adquirir una nueva?

¿Quiere encontrar un servicio técnico de confianza y fiable para la reparación de su campana de cocina?

Solicite asistencia al servicio técnico llamando al teléfono de contacto o mediante nuestro formulario. Será asesorado sobre la conveniencia de reparar su campana de cocina.

Lláme Ahora al 902 003 941
Presupuestos sin compromiso
Servicio Profesional

Problemas y averías en Campanas más frecuentes:

  • Problemas con con el arranque y encendido de la campana.
  • Ruido excesivo o anómalo.
  • Cortocircuitos.
  • Problemas con los conductos de ventilación.
  • Problemas con conmutadores o interruptores.

Las Campanas extractoras o aspirantes son las que aspiran los gases y los expulsan al exterior de la vivienda por un conducto de evacuación, por lo que se hace necesaria una instalación con una pequeña obra de albañilería. Es la más eficaz pero puede verse afectado su rendimiento si el cálculo de su trabajo en relación con el trabajo en la cocina es demasiado ajustado, largo o esforzado. Consta de: falda o campana, filtro antigrasa, motor extractor y conducto de evacuación.

En este apartado se catalogan:

-Las campanas convencionales. Son las más clásicas que se instalan encastradas bajo un mueble y disponen de los mandos y los filtros a la vista. Son las más baratas y llevan las prestaciones más básicas.

-Las campanas extraplanas o telescópicas. Ocupan muy poco espacio ya que son extensibles cuando se solicita su uso. Su instalación y uso es igual que la convencional y son algo más caras.

-Las campanas decorativas. Este tipo de campana requiere una instalación directa desde el techo y necesita que se disponga de una cocina más grande. Se pueden instalar tanto para cocinas pegadas a la pared como para cocinas en islas en el centro del recinto. Suelen llevar incorporadas los avances tecnológicos más modernos y son las más caras.

LOS GRUPOS FILTRANTES

Las Campanas de filtro o grupos filtrantes no requieren ninguna obra de albañilería, por lo que su instalación es la más cómoda. Funcionan filtrando el aire y depurándolo de humos, partículas, olores y grasa, para devolverlo otra vez a la cocina, sin evacuación. Todas constan de un filtro antigrasa, un motor extractor y filtros de carbono activo anti-olores. Algunas tienen falda y otras se componen de un panel filtrante.

La campana de extracción de humos o campana extractora es un electrodoméstico de gama blanca creado por Faber en 1963. Consta de un ventilador o extractor en su interior, que succiona los humos o gases producidos por la cocina, que está inmediatamente debajo, y los hace pasar por unos filtros donde se queda pegada la grasa, los olores y demás productos nocivos de la combustión. El resto de los gases producidos son expulsados al exterior por un conducto de evacuación.

Las campanas se pueden clasificar en dos tipos, según su instalación para la canalización del aire: Campanas extractoras o aspirantes y Campanas de filtro o grupos filtrantes.

Las partes principales de una campana son:

– La falda o campana, con forma de tal para absorber los gases. Estas faldas pueden estar fabricadas de cobre, acero inoxidable, cristal templado, madera, aluminio, latón, aleaciones o plástico resistente al calor.
– Un filtro para retener la mayor parte de las partículas de grasa, sobre todo, transportadas por el humo, para que no entren en el motor del ventilador o dentro de la campana.
– El ventilador que es un pequeño extractor que, mediante la inversión del sentido de sus palas, crea una especie de vacío que tiende a ocupar el gas causado por la cocina.

La mayoría de las campanas incluyen sistemas de iluminación (por bombilla incandescente, fluorescente o halógena) que iluminan de manera cenital la zona de cocción. Algunas tienen incorporadas estantes y otros accesorios que permiten mayor comodidad para el cocinado.

El diseño de las diversas formas de la campana extractora se realizó durante la segunda mitad del siglo XX, durante el cual hubo una explosión de diferentes diseños funcionales, pero también para combinar con la arquitectura de la cocina. La mayoría de los fabricantes han desarrollado una serie de sistemas tecnológicos para distintas necesidades específicas:

-Sistema de reducción de ruido
-Sistema digital
-Sistema de dirección y canalización del flujo de aire
-Sistema ventilador de filtro separador

Además, algunas campanas pueden llevar incorporadas muchas de las siguientes características:

-Control remoto
-Ajuste motorizado de altura
-Sensor térmico
-Protección contra sobrecalentamiento
-Control de velocidades del extractor
-Recordatorio de limpieza del filtro
-Control de la iluminación, para aumentar o disminuir la intensidad de la misma
-Temperatura en una pantalla
-Memoria