Congeladores

Servicio Técnico de Congeladores

Ofrecemos asistencia técnica de reparaciones para casi todas las marcas y fabricantes de Congeladores.

Servicio técnico para la reparación, instalación y mantenimiento de Congeladores de cualquier sistema: arcones horizontales, verticales, integrados…

¿Necesita un buen servicio técnico, de calidad y con garantía?

¿Quiere saber si le conviene reparar su congelador o comprar uno nuevo?

En Servicio-técnico-oficial le ofrecemos la mejor opción del mercado para dar solución a su problema con su congelador. Le ofrece reparaciones de calidad y garantía de todo tipo de aparatos refrigeradores.

Si decide solicitar asistencia técnica puede hacerlo rellenando el formulario o llamando por teléfono y le daremos un presupuesto sin compromiso.

Lláme Ahora al 902 003 941
Presupuestos sin compromiso
Servicio Profesional

Problemas y averías en Congeladores más frecuentes:

  • Problemas con su congelador
  • No congela.
  • Hace escarcha.
  • Problemas en puertas. La goma está desgastada, no cierra bien, etc.
  • Ruido en el compresor.

Soluciones a averías Frecuentes de toda índole, como:

El congelador no congela.
El congelador no enfrían suficientemente.
El motor funciona pero no enfría.
Enfría poco.
Enfría mucho por ciertas zonas y por otras no.
Congelación irregular.
Cierres defectuosos. La goma está desgastada.
Ruido en el compresor.
Perdidas de gas.
Funcionamiento ruidoso, vibraciones o ruidos extraños.

Un congelador es un dispositivo para almacenar de forma permanente alimentos hasta necesitarlos y de esa forma anular casi por completo la actividad de las bacterias. La temperatura a la que se conservan los congelados es de -18ºC. Este valor se ha establecido porque es una cifra redonda para los anglosajones, para los que -18ºC es 0ºF (Farenheit). La temperatura a partir de la que se puede congelar sin riesgos es de -12ºC. La congelación no debe confundirse con la ultracongelación. Si para la conservación de alimentos congelados se deben mantener a una temperatura de -18ºC, para el ultracongelado esa temperatura debe bajar hasta los -30ºC o más. De esta forma los alimentos se pueden mantener más del doble de tiempo.

El congelador comprende un compartimento aislado térmicamente del exterior y un compresor que baja la temperatura del interior desde los -4ºC hasta los -30ºC, por medio de la compresión de ciertos gases, la llamada refrigeración por compresión. Los frigoríficos domésticos pueden llevar el congelador dentro del compartimento de refrigeración (frigoríficos de una puerta) o aislado e independiente de este (frigoríficos de dos puertas) incluso con compresor propio distinto al del refrigerador.

Los congeladores pueden ser de dos clases: integrados en el frigorífico e independientes. Dentro de los independientes pueden ser:

–  Arcones congeladores o congeladores horizontales. Alcanzan temperaturas muy bajas (-30ºC). Son muy eficientes energéticamente y pierden muy poco frío al ser abiertos, ya que al abrirse por arriba lo único que escapa es el aire más caliente, si llega a escapar. Permite guardar mayor cantidad de alimentos y por más tiempo, aunque se usa para un almacenaje permanente más que para almacenamiento diario. Deben ser descongelados una vez al año ya que la capa de hielo que se forma evita poder enfriar correctamente y usa más energía para el mismo proceso. Hay en el mercado algunos congeladores con función de descongelación integrada.

Armarios congeladores o congeladores verticales. Son más cómodos para su uso diario por su similitud con los frigoríficos en cuanto a diseño, pero no son muy comunes en un domicilio, más bien en el sector industrial de expositores. Suelen consumir más electricidad que los arcones y su capacidad está pensada para alimentos no muy grandes por su disposición en estantes.